Mi parto

Buenos días y feliz año!!

Uno de los propósitos que me he puesto para este año nuevo es intentar escribir más en el blog, supongo que como todos los propósitos no conseguiré cumplirlo, ya que tengo demasiado que hacer y muy pocas horas para ello.

El parto, en realidad, yo lo esperaba paciente y sin ningún tipo de nervios, ya que si o si tiene que pasar, a menos que quieras quedarte embarazada toda la vida, cosa que no creo que sea posible.

Me informé de todo lo que pudiera pasar, tanto si fuese parto natural como si fuese una cesárea. Todo lo que te hacen en ambas intervenciones y leí opiniones de otras mamás. Se que cada parto es único y diferente, pero nunca está de más informarse sobre ello. Y también, me vi algún que otro vídeo de partos. No lo desaconsejo, pero tampoco se si lo aconsejo, ya que el primero que vi era de una chica que estaba teniendo un parto vaginal sin epidural y creo que me dolió más a mi que a ella.

Estaba tan convencida de que se retrasaría, que la semana en que salía de cuentas yo estaba tan pichi. Lo único que me preocupaba es que esa semana mi marido estaba llegando bastante tarde de trabajar a casa y se me pasó por la cabeza que si daba la casualidad que se adelantara estaría sola en casa. Pero como he comentado, como pensé que no se adelantaría, tampoco me preocupaba en exceso. El viernes (día 24, salía de cuentas el 29), no se si fueron los astros, pero llegó pronto y yo estaba ya con unos dolores un poco sospechosos. Unos dolores como de regla muy fuertes y que se convirtieron en dolores en las lumbares, unos dolores horrorosos. Mi marido me dijo que me tomara cuanto me duraban las contracciones. Las tenía cada 5 minutos y bajando. Bah! esto no es nada, serán dolores de la recta final, esto en un rato se me pasa. Y mi marido insistiendo que me llevaba al hospital, y yo que no.

Pues no, no se pasaron, aumentaron. Mi marido dijo que nos íbamos al hospital, así que mientras el cenaba yo me di una ducha.

Aunque con dolores yo iba convencida de que me mandarían a casa. Tacto, dilatada 1,5 cm., me quedo en sala de dilatación. Aaaaaah!

Y yo, haciendo gala de mis obsesiones, quería que entrase mi marido y nada, que no le dejaban.

“No te asustes, hay una chica dando a luz al lado”.  Yo sola en la sala de dilatación, con contracciones muy fuertes, pensando por un momento si podría aguantar un parto sin epidural, un grito grotesco llega de  la habitación de al lado. “NO PUEDO MAAAAAAAAAAAAAAAAAS”. Decidido, seguiré mi plan de ponerme epidural. “Puede entrar mi marido?”. “No, pero he ido a buscarle para decirle que te quedas y estaba pasillo arriba, pasillo abajo, nervioso”. Coño, Claro, si no le dejáis entrar…

Pasan unos 5 minutos, otro tacto, 4 cm. “Puede entrar mi marido?”. Nada, que no le dejan entrar.

Me pasan a paritorio. “Puede entrar mi marido?”. Y que no. Viene la anestesista. No te puedes mover mientras te pongo la epidural. Y yo aguantando los espasmos de dolor que me daban las contracciones.

Tacto, 7 cm. Y por fin entra mi marido, y yo feliz.

Ahora a esperar a que termine de dilatar. La matrona se quedó fuera y nos dejó intimidad, cosa que agradecimos. Debo decir que nos trataron fenomenal. Le dije a mi marido que durmiese y descansase un poco, yo me quede despierta, los nervios no me dejaban dormir.

Dilatada, al lío!

4 a.m. Y por fin tuve esa cita a ciegas tan esperada. Y se cumplió lo que esperaba. Me volví a enamorar. Su belleza, esos ojitos que me miraban, sus pequeñas manitas, todo en ella era perfecto para mi. Era mi sueño cumplido. Era mi bebé.

Me costaba darme cuenta de que era mía, de que por fin era mamá. Pero si, lo soy, seguro que no la mejor, pero la mejor para ella.

Intento mejorar día a día. Por ella. Porque quiero que esté orgullosa de mi. Que no le falte nada. Que sea feliz.

Anuncios

11 comentarios sobre “Mi parto

  1. Ay! Qué bonito!!!! Que ilusión y qué bien contado. Me estaban dando ganas de llamar a las enfermeras para que dejasen pasar a tu marido de una vez , a ver si así empezabas a disfrutar un poco tú del momento jejejejeje.
    Lo de seguir escribiendo en el blog, sería genial que lo hicieras. Lo haces muy bien :D.
    Un beso grande!

    Le gusta a 1 persona

  2. Seguro que serás la mejor madre para ella. Mejorar es lo que intentamos todos cada día, ser padre no es fácil, no hay instrucciones, pero estoy convencido de que sintiendo como sientes estará más que orgullosa de ti. Besitos.

    Le gusta a 1 persona

  3. ¿Por qué no dejaban entrar a tu marido? O_o. Espero que a mi Mozo le dejen pasar… no quiero estar solita U_U. Tampoco quiero que me acompañe nadie más :p. Que incongruencias!

    Bueno, enhorabuena por esa peque ^_^. Serás la mejor mamá del mundo para ella, si señor!

    Un abrazo 🙂

    Me gusta

  4. Porque, al menos en el hospital al que yo fui, mientras estas en sala de dilatación no le dejan entrar, así que hasta que no me pasaron al paritorio no pasó. Suerte que vinieron nuestros padres y estuvo acompañado.

    Muchísimas gracias! ya verás como tu también serás una mamá genial!

    Besotes!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s