33 semanas

Llegado este momento, no puedo creerme que ya este de 33 semanas.

Hace nada que vi ese positivo, que vi como mi sueño de ser mamá se hacía realidad, que me entraron los miedos por si algo salía mal, que llevaba una sonrisa en la cara que me costaba ocultar a familiares y amigos… han pasado ya 33 semanas de todo eso, en las que lo he pasado más mal que bien, con vómitos, malestar, dolores de espalda, de cabeza… pero en las que jamás me he arrepentido, ni un solo segundo, de la nueva etapa en la que me había embarcado.

Quizás sea porque tengo a mi lado al hombre más maravilloso del mundo, que me ha cuidado desde el primer instante, que me da su apoyo y su amor incondicional, que soporta estos malos humos que me gasto desde hace unos meses y que desea esto tanto como yo.

Quizás porque tengo una familia genial, la de sangre y la política, que está ahí para lo que necesito y que se alegran cuando les cuento la retahíla de cosas que me dice la ginecóloga y que se les ilumina la cara cada vez que les mando o enseño una fotografía de las ecos de la niña (mi suegra y mi madre se las enseñan a todo el mundo).

Quizás porque tenemos unos amigos que no dejan de preguntar como estamos, que nos ofrecen su ayuda siempre que la necesitamos y que tienen casi las mismas ganas que nosotros de conocer a la peque.

Y quizás, sea esta cosita dentro de mi, que no me deja pegar ojo, que me da patadas toooooodo el día, que me hace llorar de emoción cada vez que pienso en ella y a la que no puedo tener más ganas de abrazar, de besar, de tocar… La que va a cumplir un sueño que he tenido desde que era pequeñita, que es el de ser mamá. Es algo inexplicable, pero ya la quiero y todavía no la tengo conmigo.

Y bueno, que me estoy poniendo muy moñas, y esto no puede ser! Son las hormonas, porque yo soy una tía dura.

Ayer fui a la eco doppler de las 32 semanas, aunque ya estoy de 33, me dijeron que se hace de la 32 a la 34, que yo ya estaba preocupada por si se pasaba el plazo. La señorita ya pesa 2, 147 Kg. esta hecha toda una mujercita ya. Me quedé muy tranquila cuando me dijeron que todo estaba perfecto, porque aunque ya está todo muy avanzado y mis miedos no eran tantos como las de la 12 y la 20, esta prueba me da mucho respeto. Además, me dijeron que estaba en cefálica, cosa que me alegro mogollón, porque yo ya estaba convencida de que se quedaba en podálica y me tocaba cesárea, que ya, ya se que estando en cefálica tampoco tengo garantizado el parto natural, pero por lo menos se reducen las probabilidades de cesárea.

En cambio a la menda le echaron un buen rapapolvo. Se ve que en estas 5 semanas hasta que he vuelto a la ginecóloga he engordado 5 kilos. 1 kilo por semana!!! así que llevo ya… tachan tachaaaaaaan…. 14 kilos!!!!!!!!!!!!!!!!!! yo de verdad que no me noto nada, si es que me está toda la ropa, menos cuando llega a la barriga que los pantalones no abrochan y las camisetas dicen hasta aquí, todo el mundo me dice que donde los tengo, porque a parte del barrigón, me ven igual, incluso por detrás parece que no esté embarazada. Pero en algún sitio los he metido, quizás tenga que hacerme una revisión corporal exhaustiva.

Así que me ha dicho que me cuide mucho lo que como, nada de bollería, nada de helados, nada de pasta, nada de arroz… y como venía mi señor marido conmigo, se lo ha tomado al pie de la letra. Eso sí, él le dijo a la gine que él también había engordado y ella le dijo: bueno, eso le pasa a muchos papás! y me miró con cara de triunfador: YO puedo seguir comiendo lo que quiera, TÚ NO. Así que ya le he dicho que si yo tengo que comer menos y más sano, él conmigo, y dice que si, mentira.

Lo que más gracia me hace es la reacción de mi madre.

N.- Le cuento todo.

M.- Bueno, tu sigue comiendo igual.

N.- ?????

M.- Que pasa? pero si estás fenomenal! no te hace falta tanta restricción, antes comíamos lo que queríamos. 

N.- Mamá… que me ha dicho que si engordo mucho, luego lo pasaré mal en el parto y en el postparto.

M.- Y ella que sabrá? 

N.- No se… porque es ginecóloga?

M.- Y yo soy tu madre, y he parido 4 hijos, he comido lo que he querido y ahí estáis, sanos.

N.- Vale, lo que tu digas, pero cuando coma en tu casa, intenta respetar lo que me ha dicho la ginecóloga.

M.- Vale, vale, muy bien.

Hoy como en su casa, ya veremos que me pone de comer.

Mamá, te agradezco todo lo que haces por mi y como me mimas, pero no haces ni puñetero caso a lo que te digo y siempre estamos discutiendo. Aún así la quiero mogollón.

Anuncios

19 comentarios sobre “33 semanas

  1. Hoy te pone cocido, ya lo sabes… Me alegro de que vaya todo tan bien, no te queda nada!!! Cuando te des cuenta tendrás a tu peque en los brazos… Me alegro mucho de que tengas esas familias y esos amigos tan especiales. Te los mereces. Y a tu marido, que sea solidario como lo hemos sido todos, :D.
    Un besazo

    Me gusta

  2. Mmmmm, no es por fastidiar pero yo estoy con tu madre. Lo de que lo vas a pasar mal en el parto por engordar, no tiene fundamento, y en el posparto, sinceramente es tu problema. Lo mismo adelgazas 10 kilos como yo durante el parto (de 13 que engordé)… Es una tontería y además no entiendo por que tienen que regañarte como si fueses una niña pequeña… Cómo si fuese tu madre!!!
    Cada mujer es un mundo, cada una tiene un cuerpo diferente y no pueden tratarnos a todas por igual.
    Entre la placenta, el bebé, el útero, los pechos, el líquido amniótico, la sangre (tenemos más cantidad durante el embarazo), fluídos varios… Lo normal son entre 11 y 16 kg
    Te pongo una infografía: https://www.facebook.com/pataditablog/photos/pb.274671759389120.-2207520000.1433948809./337369703119325/?type=3&theater
    Con esto te quiero decir que no te vuelvas loca, que no pases hambre, que si, come más sano y menos bollería industrial y sobre todo anda media hora al día, pero no por no engordar, si no por estar más sana y más fuerte, ya que durante el parto gastaras una media de 500 kcal por hora…. Entre el parto, el puerperio y la lactancia yo he adelgazado ya 18 kg (de los 13 que te dije antes). Así que falta te van a hacer seguro!!! Y sobre todo, no te dejes regañar que eres una adulta embarazada, no una niña enferma!!!
    Mucha suerte!!! Besos!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Si tienes toda la razón, lo se, pero te dicen esas cosas y ya te crean mal karma.
      Yo es que no me veo esos kilos por ningún lado, es más, a todo el mundo que se lo digo me dice: y donde tienes los 14 kilos??? porque es que no estoy hinchada ni nada, estoy como siempre, pero con un barrigón incorporado.
      Ahora miro lo que me has pasado.
      Muchas gracias por comentar y por los consejos! 🙂

      Le gusta a 1 persona

  3. Pues mira, estoy con tu madre. Tampoco digo que te pongas a zampar como una salvaje, pero que si te apetece un heladito, que te lo comas. Besicos y feliz fin de etapa, en nada está aquí!

    Me gusta

    1. Es que justo me quita el helado, que es el único antojo que tengo en el embarazo. Me han dicho que hay de yogurt, que son más sanos, así que me cambiaré a esos y me daré algún caprichito sin pasarme.
      Si, ya me queda nada de nada! 🙂

      Le gusta a 1 persona

  4. Pues espérate que después del parto te darán de comer para que te recuperes. A mi me cebaba mi madre xq decía que dando pecho se quema mucho y si, es verdad pero no como para quemar todo lo que me ponía en el plato!!

    Me gusta

    1. Es que las madres se pasan mucho jaja, de todas formas he de decir que la mujer me ha echo caso y me pone menos de comer, eso si, cuando digo menos, me refiero al “menos” de las madres, no al menos normal jajaja Y a parte ahora tengo menos hambre, me lleno enseguida.
      Le voy a pasar a mi madre tu blog para que me haga tus recetas! 🙂 (y yo en cuanto pueda me pondré a ello)

      Le gusta a 1 persona

  5. Uyuyuyuy alguien se está poniendo ñoña… Jajajaj. Tranquila es normal, yo sigo ñoña desde entonces y ya han pasado tres años. Tengo una duda.. ¿que te hizo tu madre para comer? Yo también creo que debes darte el gusto, hija que nos prohíben todo!

    Me gusta

    1. Ha sido un lapsus, vuelvo a ser una tia dura jajajajaja
      Me hizo cocido, como dijo Oscar, y como a mi encanta el cocido de mi madre, pues ni me quejé 🙂
      Intento no comer muchos carbohidratos y sobretodo cortarme con el dulce. Pero pico alguna vez, que no quiero amargarme la recta final.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s